Historia del Colegio

Historia del Colegio

Museo de El Carmen

Historia del Museo

Actividades Culturales

Salas

Logotipo del Museo

Mapa del Museo

Búsqueda

Enlaces

Mapa del Sitio

Contacto

La Orden Carmelita

Origen de la Orden

Actividad en México

Colegio de San Angel

Historia del Colegio

Iglesia de El Carmen

Feria de las flores

Por 1595 surgió la necesidad de establecer un colegio religioso para preparar a los frailes. En 1601 se realizó un primer intento en la Ciudad de México, hecho que se vio frustrado por diversas circunstancias. Lo mismo pasó con los siguientes intentos, incluso cuando fue remitido a Valladolid (Morelia) en 1605. Pero esta nueva ubicación del colegio no convenía al resto de la provincia, porque habían otras dos fundaciones en Celaya y en los montes de Santa Fe.

Incluso la fundación del Santo Desierto en los montes de Cuajimalpa, sitio que conocemos popularmente como Desierto de los Leones, tuvo mejor suerte.

Con el transcurrir de los años las casas carmelitas proliferarían: Querétaro, Salvatierra, Tacuba, Toluca, Oaxaca, San Luis Potosí, Tehuacán y el traslado del Santo Desierto de Cuajimalpa a las cercanías de Tenancingo son ejemplos del auge de los carmelitas en la época virreinal.

En 1597, el cacique indígena de Coyoacán, don Felipe de Guzmán Itzolinque, Andrés de Mondragón y Elvira Gutiérrez donaron a los carmelitas de México unos terrenos en los barrios coyoacanenses de Tenanitla y Chimalistac, a pocos kilómetros al sur de la ciudad capital. Así los religiosos dispusieron de un extenso terreno para establecer un nuevo colegio y casa. La fundación definitiva del colegio carmelita dedicado a San Ángel se realizó en 1613.

Para la edificación del colegio llamaron al hermano fray Andrés de San Miguel quien contaba con la experiencia para diseñar y dirigir la nueva obra, la cual da inicio el 29 de junio de 1615 con la colocación de la primera piedra.

En 1617 el colegio estaba tan avanzado que fue posible el traslado de los estudiantes y continuar su curso en el nuevo edificio, el cual resultó tan amplio y bien acondicionado que en 1618 se convirtió en sede de las reuniones trianuales de las autoridades de la provincia, conocidas como capítulo provincial. El templo anexo al convento fue edificado entre 1624 y 1626, y para 1628 se daban por terminados los trabajos principales de la construcción, aunque se siguió trabajando en la cerca que limitaba la enorme huerta y en las ermitas, puentes y obras hidráulicas y agrícolas que le eran indispensables. La huerta, que estaba cercada en todo su perímetro, se extendía hacia el lado oriente del colegio, ocupando gran parte de la actual colonia Chimalistac, y fue destinada a la plantación de árboles frutales, los cuales con el tiempo proporcionaron al colegio ingresos suficientes para subsistir y ayudar a otras fundaciones de la provincia, ganándose con esto fama y prestigio.

Tanto las peras, manzanas, y perones, como las muchas flores y hortalizas que en ella se sembraron, irrigadas por las aguas del río de la Magdalena, hicieron a San Ángel acreedor de una merecida fama de lugar placentero y saludable, propio para el veraneo.

Las celebraciones que hasta la fecha se realizan en este barrio de la ciudad, encuentran sus raíces en esa labor de los carmelitas. El crecimiento económico benefició a los habitantes del pueblo, quienes sustituyeron el nombre de San Jacinto Tenanitla por el de San Ángel.

En 1634 se cambió el nombre oficial del colegio por el de Señora de Santa Ana. El cambio de nombre se dio oficialmente, pero en lo cotidiano y entre los pueblos se le seguía llamando con su antiguo nombre de San Ángel.

Diseño de esta página: Arues Diseño de páginas web 2001

Joyas Reiki Biocyber - Magnetoterapia Flores de Saint Germain Radiestesia
Flores de Chile Juguetes Mexicanos Flores de Bach Los buscadores